Cómo prevenir el ciberbullying hacia tus hijos

El 32 % de los adolescentes españoles pasa más de tres horas al día conectado a Internet, Durante las vacaciones escolares disponen de mucho más tiempo libre para dedicar a las redes sociales. El problema viene cuando desconoces absolutamente cuál  es el uso que están haciendo tus hijos de dichas tecnologías. Los menores son tremendamente vulnerables a la manipulación por parte de terceros. ¿Y si estuviera sufriendo una situación de ciberbullying, o acoso digital, y no lo sabes? Vamos a explicarte qué es y  cómo puedes ayudar a tu hijo o hija en caso de que lo esté sufriendo.

 

 

Nos encontramos en la generación de los nativos digitales, es decir, niños que ya han nacido en la era de las TIC (tecnologías de la información,) que las conocen y manejan perfectamente.  De hecho, sus vidas giran en torno a Internet, a través de las redes sociales se relacionan con amigos y conocidos, intercambian fotos, vídeos, música, conversaciones…  Son la generación 3.0

No se trata de demonizar estas herramientas, son el presente y el futuro, y es necesario saber manejarlas. Por eso queremos ayudarte a conocer las posibles situaciones de riesgo que existen en la red y ayudarte a prevenirlas.

 

LOS TIPOS MÁS HABITUALES DE CIBERACOSO

 

El ciberbullying consiste en el acoso al menor utilizando para ello las nuevas tecnologías. Habitualmente el acosador es alguien cercano a la víctima, pero actúa desde el anonimato. Se las ingenia para conseguir un contenido comprometedor del menor (fotos, vídeos), ganándose previamente su confianza, para después amenazarlo con subirlo a las redes sociales si se niega a hacer lo que le pide.

 

alt=" ciberbullying, acoso digital a menores"El sexting. Una práctica muy frecuente entre menores de 10 y 16 años. Se hacen una foto en actitud provocativa para enviarla a alguien de su confianza. Para ello se valen Snapchat, la red social que causa furor entre estos grupos de edades, porque supuestamente todos los mensajes que se envían a través de ella se autodestruyen en pocos segundos.  De esta forma no queda rastro y nadie se entera. Pero sólo supuestamente, es muy sencillo hacer un pantallazo de la imagen durante esos instantes de exposición y guardarla para su posterior difusión pública. El daño psicológico que esto genera a la víctima es lo más grave, aparte de las consecuencias legales. El autor de dicha difusión se enfrenta a un delito de distribución de pornografía infantil.

 

El grooming. En este caso el objetivo que persigue el acosador es abusar sexualmente de su víctima. Para ello suele adoptar una identidad falsa en el chat, haciéndose pasar por un chico o chica de la misma edad que aquella, y engatusándola de manera sibilina. Al final consigue que le facilite fotos o vídeos de carácter erótico. Lo siguiente que ocurre es que muestra su verdadera cara y le amenaza con hacer públicas estas imágenes si el menor no accede a sus peticiones sexuales, llegando incluso a solicitar un encuentro personal.

 

Metadatos. Las fotografías que haces con tu móvil y cuelgas en las redes sociales dan mucha más información de la que crees. La marca y modelo del dispositivo con el que se hizo la foto, la fecha y hora exactas y, aquí viene la información más sensible, la ubicación geográfica desde donde se tomó la imagen. Información muy valiosa para cualquiera de estos ciberdelincuentes. Hay que tener cuidado con ello, y comprobar en la configuración de la cámara de fotos del móvil si están activados los servicios de geolocalización. Con un simple click puedes desactivarlos.

 

CÓMO DETECTAR QUE TU HIJO ESTÁ SIENDO VÍCTIMA DE ACOSO DIGITAL

 

Hay determinadas señales de alarma que no debes pasar por alto: que tu hijo o hija pase demasiadas horas encerrado con el ordenador, que manifieste cambios de conducta repentinos, que lo veas excesivamente introvertido para su edad, que sus notas en el colegio cambien de la noche a la mañana…

Es importante que controles las páginas donde entra, siempre desde el respeto a la privacidad e intimidad de la persona. No se trata de que escudriñes en sus cosas, sino de que tengas configurado el control parental en los ordenadores que manejan tus hijos, de forma que no puedan acceder a las páginas no aptas para ellos. Habla con tu compañía de adsl y  te ayudarán con esta gestión.

alt="ciberbullying, acoso digital a menores"

Pero, por encima de todo, lo más importante es la comunicación con el menor, porque es muy difícil que él o ella quien te cuente lo que le está pasando. Esto casi nunca sucede. Está demasiado aterrorizado como para dar ese paso. Si has establecido una relación de confianza con tus hijos, si tenéis un diálogo, si te interesas por su día a día, estarás allanando el camino para que te cuente cualquier cosa que le esté angustiando. Siempre desde el diálogo y el cariño y nunca desde la represión o el castigo.

 

 

 

ANTE EL ACOSO NO TE QUEDES PARADO, ¡ACTÚA!

 

Y si necesitas ayuda para intervenir, tienes a tu disposición el teléfono del menor, que es gratuito, público y anónimo. Si tienes sospechas de que algo está pasando puedes llamar y te atenderá un profesional que te orientará sobre cómo actuar.  En la Comunidad Valenciana es el 900 10 00 33. Y a nivel nacional, la Fundación Anar da respuesta inmediata a través de su teléfono 900 20 20 10, válido desde cualquier punto de España.

alt="ciberbullying, acoso digital a menores"

Una vez tengas pruebas del acoso (conversaciones de whatsapp grabadas, correos electrónicos, pantallazos de mensajes en Facebook o cualquier otra red…) puedes ir a denunciar, estas prácticas son constitutivas de delito y  están penadas por la ley. La policía y la guardia civil disponen de unidades específicas para actuar en estos casos, rastreando las IP de los ordenadores hasta que al final dan con el agresor.

 

 

Para más información podéis consultar la web http://www.pantallasamigas.net/,una iniciativa para fomentar el uso responsable de las nuevas tecnologías en la infancia y adolescencia

Mapfre incluye en su seguro de hogar la protección ante el acoso digital a menores, herramienta con la que por ejemplo, la compañía puede realizar unos informes que sirvan como prueba en el momento de presentar la denuncia. También contempla la defensa jurídica del asegurado. Puedes acceder las 24 horas a este servicio a través de la web.

¿Quieres consultarnos ahora? Hazlo desde aquí y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

 

Queremos agradecer públicamente la colaboración de la policía local de Onil (Alicante), quien ha accedido a hablar con nosotros y facilitarnos toda la información necesaria para documentar este tema. Y en especial a Gimena Serra, promotora y responsable de la Unidad de Atención a la Familia (Atenea) en esta comisaría. Gracias por dedicarnos tu tiempo y gracias por tu implicación en la lucha contra el maltrato.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
¡Suscríbete al blog!

¡Suscríbete al blog!

Apúntate aquí y recibirás nuestros artículos  en tu e-mail

You have Successfully Subscribed!