Un accidente de tráfico es un hecho fortuito, inesperado e involuntario. Nadie se levanta a sabiendas de que va a tener un siniestro con su vehículo ese día. Por eso mismo, cuando esto ocurre, habitualmente es complicado mantener la calma y la mente despejada para rellenar un parte de accidente de tráfico. Quiero enseñarte cómo hacerlo en este artículo.

 

Un accidente de tránsito se considera como tal cuando sucede en una vía apta para la circulación de vehículos a motor, según la legislación vigente en nuestro país (puedes consultarla en la web de la Dirección General de Tráfico). Al menos ha de haber un vehículo en movimiento implicado y producirse daños materiales y/o víctimas personales, ya sean fallecidos o heridos.

 

El factor humano, el estado del automóvil y las características de la vía son los tres aspectos que intervienen en el desencadenamiento de un incidente de este tipo. Se trata de un hecho fortuito, repentino e inesperado, nadie sale de casa sabiendo que va a tener un accidente de circulación, por eso es muy importante estar informado sobre cómo actuar en estos casos.

 

Qué hacer en caso de siniestro automovilístico

 

Existe un protocolo de actuación para accidentes de tráfico, que se resume en tres pasos: proteger, actuar y socorrer (PAS). Siempre que no estés gravemente herido y te sea posible, esto es lo que tendrás que hacer:pas

  • Lo primero de todo es encender las luces de emergencia del coche, ponerte el chaleco reflectante y colocar los triángulos a 50 m de distancia. Acto seguido, apaga el motor y sobre todo no fumes, puede haber riesgo de incendio.
  • Avisa al 112 para que pongan en marcha todo el dispositivo de emergencias. Mantén la calma para poder darles todos los datos que te pidan: cuántos coches hay involucrados, si hay víctimas o no, en qué carretera y punto exacto de la misma ha ocurrido…
  • Si hay víctimas acude a socorrerlas. Muy importante: no las muevas. Comprueba si tienen pulso, si respiran, si tienen alguna hemorragia o si están conscientes. Si no tienes conocimientos de primeros auxilios espera a que lleguen los servicios médicos de urgencias.

Es fundamental que trates de mantenerte tranquilo y que conozcas este protocolo. Puede ayudarte a salvar muchas vidas.

 

Cómo cumplimentar un parte amistoso

 

Por suerte, la mayoría de siniestros automovilísticos son de carácter más leve y lo único que provocan son daños materiales. En estos casos siempre es aconsejable que los conductores implicados puedan llegar a un acuerdo a la hora de cumplimentar el parte.

La Declaración Amistosa de Accidente de Automóvil (vulgarmente conocido como parte amistoso) es un documento que sirve a las compañías aseguradoras para recopilar toda la información de lo sucedido y poder facilitar la tramitación del siniestro. Este modelo se emplea en casi todos los países de Europa.

El documento ya viene con dos copias, una para cada conductor. Por tanto, si en el accidente sólo hay dos vehículos involucrados con rellenar un parte será suficiente. Así ambas compañías tienen exactamente los mismos datos y se evitarán complicaciones innecesarias. Si hay más de dos coches afectados será necesario indicar la matrícula de todos ellos.

A pesar de que dispones de siete días de plazo para entregarlo a tu compañía mi consejo es que lo rellenes en el momento, con las prisas muchas veces los afectados se limitan a intercambiarse los números de teléfono y dejarse la mayor parte de los datos importantes en blanco. Así que no lo pospongas, hazlo in situ.

 

Lo que sí o sí tienes que indicar

 

SEGUROS

 

Vamos a partir de la base de que el accidente ha ocurrido entre dos vehículos, el vehículo A y el vehículo B. Como ves en la fotografía, cada uno tiene su apartado en el documento, con los mismos campos para rellenar. Si se tratara de una colisión múltiple la policía se encarga de redactar el atestado correspondiente. Así que voy a destacarte cuáles son las casillas que no debes dejar en blanco bajo ningún concepto:

  • Fecha, hora y lugar del accidente (casillas 1 y 2). Básico.
  • Datos del vehículo y de la aseguradora (casillas 7 y 8). Como he comentado antes, con las prisas los conductores se limitan a rellenar cuatro cosas e intercambiarse los móviles para terminar la gestión. Así se  lo vas a poner muy difícil a tu compañía.  Lo mejor: llama a la oficina, tu agente te va a poder facilitar todos estos datos: número de póliza, dirección de la oficina, y orientarte en la cumplimentación de todas las casillas de la declaración amistosa.
  • Datos de los heridos y/o testigos: casillas 3 y 5. Da igual que los heridos sean leves, que sólo padezca un pequeño dolor. Señálalo en estos campos. De igual forma es muy útil la información de contacto de los testigos, ya que en caso de desacuerdo entre ambas partes, la declaración de aquellos puede ser primordial.

 

La polémica casilla 12, circunstancias del accidente

 

Esta casilla genera mucha controversia porque no siempre son evidentes las circunstancias de un siniestro y lo que señales aquí va a determinar quién es el responsable del mismo.  En un momento de confusión puedes marcar lo que no es o, en el peor de los casos,  se puede manipular la explicación de los hechos cuando estos no son lo suficientemente claros.

telefono

¿Qué hacer, entonces? Mi recomendación es que la dejes en blanco y que te vayas al apartado observaciones, casilla 14. Y ahí escribes claramente las circunstancias de tu vehículo: “estaba aparcado”, “daba marcha atrás”, “circulaba por el carril externo de la rotonda”…. Insisto, llama a tu oficina, desde allí te van a dar las instrucciones correctas para que no metas la pata.

En la casilla 10 trazarás una flecha señalando el punto del coche que ha sufrido el impacto, y en la 11 escribes dicha zona: “puerta del conductor”, “lateral derecho”. En la casilla 13 dibujas un pequeño croquis de cómo ha sido el accidente, no hace falta que seas un virtuoso del dibujo, simplemente con cuatro trazos aclaratorios del siniestro es suficiente.

 

¿Y si no estoy de acuerdo con la versión de los hechos?

 

Si los dos conductores habéis llegado a un acuerdo y estáis conformes con lo indicado en el parte ambos tendréis que firmar en la casilla 15. Luego cada uno se queda una copia para entregarla a su compañía, si no estás en tu ciudad puedes entregarla en la sucursal más cercana que tengas.

Pero ¿y si no hay acuerdo? Pues muy sencillo: no firmes. Una vez hayas firmado estás aceptando todo lo que viene reflejado en el parte y esto ya no tiene marcha atrás, no se puede reclamar ni rectificar. Consulta con tu aseguradora, siempre hay tiempo de hacerlo más adelante.

Espero haberte servido de ayuda. Si tienes cualquier duda puedes consultarme rellenando el formulario de contacto en la sección “ayúdame a ayudarte “ del blog.

Para finalizar, aquí debajo te dejo un modelo de parte amistoso de accidentes descargable para que te lo imprimas y lo lleves con la documentación de tu vehículo.

 

Parte amistoso

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
¡Suscríbete al blog!

¡Suscríbete al blog!

Apúntate aquí y recibirás nuestros artículos  en tu e-mail


Acepto la política de privacidad

Los datos de carácter personal que me facilitas voy a utilizarlos yo, Ana Domenech, como responsable de la web www.segurosparaestarseguro.com. Utilizaré dichos datos para responder a tus consultas, comentarios y/o solicitudes de presupuesto, así como enviarte la newsletter, material descargable y comunicaciones comerciales sobre seguros. No se los cederé a terceros y serán almacenados en Webempresa y Mailchimp, mis proveedores de hosting y email marketing. Tienes derecho a acceder, rectificar, cancelar y suprimir tus datos enviando un correo a info@segurosparaestarseguro.com

You have Successfully Subscribed!