¿Cómo elegir el mejor seguro de hogar?

En el artículo de hoy quiero ayudarte a entender qué es un seguro de hogar, qué conceptos debes conocer a la hora de contratarlo , por qué es recomendable que lo tengas y por último, darte algunos consejos para evitarte sorpresas desagradables llegado el momento de dar parte a tu compañía.

 

¿Qué es un seguro de hogar?

 

Un seguro de hogar es aquel que  cubre los daños materiales, tanto  propios como los provocados a terceras personas, ocasionados tras producirse  un siniestro en la vivienda.  Existen algunos conceptos básicos que debes conocer a la hora de contratar un seguro de estas características:

 

Continente: el continente lo forman todos los elementos que componen la estructura de la vivienda, son estos:

  • Instalaciones de tuberías de agua y gas, cableado eléctrico y de telecomunicaciones.
  • La estructura propiamente de la vivienda: paredes, techo, suelo, tejados…
  • Elementos de carácter decorativo incluidos en la estructura: molduras, parquet, toldos, pintura de las paredes, moquetas

 

Contenido: el contenido son tus pertenencias y las de todas las personas que viven en la casa. Se trata de los muebles, electrodomésticos, ropa, aparatos electrónicos, ropa de hogar, objetos de decoración… Y sí, también la antena parabólica. Los objetos de valor, tales como joyas u obras de arte, suelen tener una consideración especial.

 

Responsabilidad civil: consiste en la obligación que tienes por ley de reparar los daños y lesiones que puedas haber ocasionado a terceras personas como consecuencia de un siniestro ocasionado, en este caso, en tu hogar.

 

alt="¿Cuál es el mejor seguro de hogar?"

¿Es obligatorio contratar un seguro de la vivienda?

 

A la hora de negociar con el banco para obtener un préstamo hipotecario es bastante usual que te ofrezcan la contratación del seguro de hogar. Has de saber que no tienes obligación legal de suscribirlo. El único seguro que  según la Ley de Regulación del Mercado Hipotecario estás obligado a contratar en estos casos es el seguro contra incendios. Y aún así, no te pueden obligar a contratarlo en la propia entidad bancaria o aseguradoras asociadas. Puedes hacerlo donde tú quieras.

¿Qué se entiende por siniestro y cuáles son los más habituales?

 

A pesar de lo dicho anteriormente mi recomendación es que contrates un seguro para tu casa.  ¿Por qué? Porque existen una serie de situaciones que son más comunes de lo que crees. Si estas se presentan el coste económico derivado de la reparación de los daños puede alcanzar cifras bastante elevadas.

Por eso, como mínimo, mi consejo es que tengas cubierto tu hogar ante los siniestros más habituales y que mayor repercusión económica suelen tener:

 

Daños por agua: esta es la causa que se lleva la palma en cuanto a declaración de partes al seguro de la vivienda. Una fuga o derrame provocado por una avería tu instalación, por un grifo mal cerrado mientras estás fuera de casa.

Un caso real: Hace poco tuvimos el caso de un asegurado que se fue de vacaciones y dejó uno de los grifos del baño mal cerrados. Durante tres meses el permanente goteo provocó una inundación tal en la vivienda que afectó al vecino de abajo. Hubo que hacer una reforma de dimensiones importantes tanto en el domicilio del asegurado como en el del vecino. ¿Te imaginas que eso te ocurre y tienes que correr con todos los gastos?

 

Incendio: siempre que no sea provocado por el propio asegurado, lógicamente. Ponte, por unos momentos, en la piel de todos los afectados por el incendio que recientemente se produjo en  Xàbia y Benitatxell (Alicante), que obligó a los servicios de emergencia a desalojar a 1400 personas de sus viviendas. ¿Sabes que en este caso el Consorcio de Compensación de Seguros no se hace cargo de los daños y que todos aquellos que no tuvieran asegurada su vivienda van a tener que pagar de su bolsillo los gastos derivados del desescombro y la reconstrucción?

 

Responsabilidad civil y familiar: esta es una de las más importantes. Como ya hemos comentado al principio, la responsabilidad civil implica una obligatoriedad legal de reparar los daños y lesiones provocados a terceras personas como consecuencia de un siniestro en el hogar.

Ponte en situación: sales a regar las plantas y accidentalmente se te cae una a la calle, con tan mala suerte que le cae encima a un transeúnte y le provoca lesiones. O estás paseando a tu perro en el parque y este muerde a una persona. O estás en una tienda de decoración con tu niño pequeño y este, jugueteando, rompe uno de los objetos de cerámica que hay expuestos, casualmente uno de los más valiosos.

 

Robo: si tienes la desgracia de que entran a robar a tu casa, o estando de viaje sufres un atraco, el perjuicio económico puede ascender a varios miles de euros.

 

Así que, como mínimo, mi recomendación es que cuando decidas contratar un seguro para tu casa tengas cubiertas estas cuatro situaciones.

 

alt="¿Cuál es el mejor seguro de hogar?"

 

 

¿Cuál es el mejor seguro de hogar?

 

Según un estudio realizado por la OCU entre los usuarios de los seguros de hogar Mapfre es la segunda compañía más valorada.  Disponer de coberturas específicas como la protección ante situaciones de acoso digital a menores o los servicios de bricolaje son algunos de los motivos de mayor satisfacción entre sus clientes.

Las críticas más comunes que estos hacen al respecto son la falta de claridad y transparencia en los contratos,  la confusión en torno a las indemnizaciones a las que tienen derecho y la disconformidad con respecto a la tramitación de los siniestros y la calidad de la  atención telefónica.

Por eso es muy importante que consultes con un profesional, que  te pongas en contacto con tu oficina, que preguntes personalmente a tu agente todas tus dudas y que él o ella te ayuden a escoger la modalidad que se adapta a tus necesidades.

 

En cualquier caso, me gustaría hacer hincapié en dos puntos de vital importancia.

alt="¿cuál es el mejor seguro de hogar?"

  1. Cuando asegures tu vivienda nunca lo hagas por el valor de compra, sino por el valor de reconstrucción. A la hora de evaluar los daños causados por un siniestro este es el valor que se toma como referencia, y va en función de los metros cuadrados y la calidad de la construcción. Si has asegurado tu casa por el valor de compra puede ocurrir que este sea o superior o inferior al de reconstrucción y, por tanto, esto repercuta negativamente en la cuantía de la indemnización.

 

  1. En caso de disponer de objetos de valor, especialmente joyas, y si careces de factura de compra que llegado el momento acredite su valor, es muy aconsejable que les hagas Dichas fotografías suelen ser muy útiles en ausencia de facturas para determinar el valor de los bienes.

 

Recuerda que puedes dejar tu comentario aquí debajo planteando cualquier tema que quieras compartir con los lectores, o bien ponerte en contacto conmigo para resolver cualquier duda personalmente. Estaré encantada de ayudarte.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
¡Suscríbete al blog!

¡Suscríbete al blog!

Apúntate aquí y recibirás nuestros artículos  en tu e-mail

You have Successfully Subscribed!