El SIALP, para empezar a ahorrar sin asumir riesgos.

Estás en esa edad en la que, a pesar de lo complicado de tener una estabilidad económica en los tiempos que corren, te planteas empezar a ahorrar.  Antes eso no te importaba, eras capaz de buscarte la vida con cualquier cosilla e ir tirando, pero ahora miras al futuro y te inquietas, te das cuenta que todos los meses te vienen gastos imprevistos y no siempre puedes hacerles frente. O te gustaría darle otro rumbo a tu vida, trabajar en lo que siempre has soñado, pero necesitas pagarte unos estudios para eso. O quieres tener hijos. O ya los tienes, y no hace falta que te diga lo que cuestan de criar. En definitiva, te gustaría dejar de vivir en la cuerda floja y apostar por una seguridad económica. ¿Qué se te ocurre que podrías hacer? Te ayudo a decidirlo.

 

Los expertos en economía insisten en la necesidad de que los españoles tengamos una cultura financiera, de cara a tomar decisiones responsables con nuestro dinero a medio y largo plazo, y el ahorro es un factor clave para ello. Con la entrada en vigor de la reforma fiscal de 2014 el gobierno comenzó a fomentarlo. Para ello estableció una nueva herramienta, los llamados Planes de Ahorro a Largo Plazo, también conocidos como planes de ahorro 5. Se trata de un seguro o depósito bancario  cuyos rendimientos están exentos del pago de impuestos.

Como he mencionado existen dos tipos: los CIALP, cuentas individuales de ahorro que ofrecen los bancos, y los SIALP, seguros individuales de ahorro , que podrás contratar en tu compañía aseguradora. Habrás de escoger entre uno u otro. Yo me voy a centrar en estos últimos.

 

¿En qué consiste el Seguro Individual de Ahorro a Largo Plazo?

  • Es un plan de ahorro para un período mínimo de cinco años que contratas con tu compañía beneficiosde seguros.
  • La cantidad máxima que puedes aportar al año son 5000 €
  • Una persona sólo puede ser titular de un SIALP. Además tomador, asegurado y beneficiario han de ser la misma persona.
  • Los rendimientos que genere este capital están exentos de tributar a Hacienda una vez finalizados los cinco años.
  • Si deseas retirar el capital invertido antes de los cinco años, tendrás que llevártelo todo, no es posible retirar sólo una parte, y además se te aplicará una retención del 19%
  • Cuando se produzca el vencimiento del mismo, tu compañía está obligada a garantizarte el 85% de la cantidad que hayas aportado hasta entonces.

 

Mapfre ofrece garantías añadidas respecto a otras entidades.

Mapfre ha querido desarrollar este producto introduciendo una serie de mejoras. Mientras que las entidades bancarias están ofreciendo unas rentabilidades del 0.25% al 1.25 %, la compañía garantiza un 1% más aparte la participación en sus beneficios, con lo que la suma asciende a un 3% de rentabilidad. Por otro lado, los trámites de contratación son más sencillos y no exigen una vinculación tan fuerte. Simplemente has de acercarte a tu oficina más próxima con tu DNI, o si lo prefieres, tramitar el alta a través de la web.

Por otro lado, la compañía se compromete a abonarte el 100% de las primas aportadas al finalizar los cinco años, por encima del mínimo del 85% que exige la ley. Y podrás solicitar el rescate transcurrido el primer año desde la contratación. En caso de fallecimiento del titular también está garantizada la recuperación de la inversión más la rentabilidad correspondiente.

Si te preguntas si estás obligado a aportar los 5000 € en un pago único (recuerda que este es el tope máximo, de ahí hacia abajo puedes decidir qué cantidad deseas destinar), la respuesta es no. Puedes escoger la opción de pago mensual, y de esta forma irás ahorrando todos los meses a medida de tus posibilidades. No es necesario renovar después de los primeros cinco años, mientras no comuniques la cancelación tu seguro se prolongará durante el tiempo que tú decidas.

 

¿Por qué te recomiendo que contrates un seguro individual de ahorro y no una cuenta?

Para empezar, como ya te he dicho, porque ofrece una mayor rentabilidad. La aseguradora da participación en beneficios mientras que el banco otorga a este producto el tratamiento de cuenta, y por tanto el tipo de interés a un año revisable.

En segundo lugar,  el máximo que cubre el fondo de garantía de los bancos es de cien mil euros, mientras que si escoges una aseguradora  tendrás cubierto al 100% el retorno del capital asegurado, de ello se encarga el consorcio.

Por último, en caso de fallecimiento  del tomador de un seguro  de ahorro se aplican  exenciones fiscales a sus herederos legales que alcanzan los 9.145 € por cada uno de ellos. En el caso de la banca el trato es más desfavorable.

Con este producto no asumes ningún riesgo, es más, te va a generar una rentabilidad y una participación en los beneficios y no vas a tener que tributar por ellos. ¿No te parece una manera estupenda de empezar a ahorrar?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
¡Suscríbete al blog!

¡Suscríbete al blog!

Apúntate aquí y recibirás nuestros artículos  en tu e-mail

You have Successfully Subscribed!