Como sabes, el seguro del coche es uno de los seguros obligatorios en España. La ley lo dice, cualquier propietario de un vehículo residente en nuestro país está obligado a tener un contrato de seguro, a fin de cubrir la responsabilidad civil derivada de los daños que este pueda ocasionar a terceros. Otro tema es qué clase de seguro contrates, con qué compañía y a qué precio. Porque ni todos los seguros de auto son iguales, ni todos se adaptan por igual a tus necesidades. Sigue leyendo y te lo explicamos.

 

alt="información seguro coche"

 

Un seguro de coche es un contrato que da cobertura ante los riesgos derivados de la conducción. La Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor establece cuál es la cobertura obligatoria que debe incluir todo seguro de coche, que no es otra que la responsabilidad civil del propietario y conductor del vehículo (que pueden ser o no la misma persona).

Cuando el conductor sufre un accidente, ocasionando daños materiales o físicos a otras personas, tiene la obligación legal de reparar dichos daños. Esto siempre que la causa de dicho accidente no esté tipificada como delito, claro. Pero de eso no vamos a hablar ahora.

En este caso el seguro responde  a través de una indemnización económica correspondiente a los gastos generados por la reparación del daño. Eso sí, hasta un límite, que viene regulado por la normativa estatal.

Casi ninguna compañía comercializa únicamente este apartado, habitualmente los seguros básicos añaden otras coberturas esenciales, dando lugar a los conocidos como seguros de daños a terceros.

 

 

¿Cuáles son las coberturas básicas incluidas en los seguros de daños a terceros?

 

Un seguro de daños a terceros incluye la responsabilidad civil voluntaria, el seguro del conductor, la defensa jurídica y  la asistencia en viaje. Y aquí es donde hay que estar muy atento a la letra pequeña, porque es donde se producen las diferencias de precio y de servicio entre unas compañías y otras. Vamos a verlo.

 

1.     La defensa jurídica del asegurado.

 

A través de este servicio se cubren los gastos ocasionados en el ejercicio de la defensa del asegurado frente a reclamaciones de daños. Puedes optar por un abogado de libre elección e escoger el de la compañía. En posteriores artículos ampliaremos información sobre este aspecto, pero existen algunas preguntas clave para conocer hasta dónde llega cada aseguradora en este punto:

  • ¿Vas a tener cobertura si el golpe se produce en un remolque o caravana?
  • Si como peatón cruzas por un ceda el paso y sufres un atropello, ¿tienes derecho a este servicio?
  • Si provocas daños a terceros circulando como peatón o como ciclista, ¿te van a defender?

 

2.     La responsabilidad civil voluntaria

 

alt"informacion seguro coche"Como  ya te he explicado  la responsabilidad civil obligatoria viene cubierta por el seguro básico hasta un cierto límite, en lo que a indemnización económica se refiere. Si los gastos generados por la reparación de los daños superan ese límite tendrás que abonar la diferencia de tu bolsillo.

Si tienes incluida la responsabilidad civil voluntaria la compañía se hará cargo de estos importes, en los términos que cada una de ellas establezca. Y aquí es donde, en función de tu situación y tus necesidades, debes cuestionarte puntos como estos:

 

  • ¿Existe un límite en la responsabilidad civil voluntaria? ¿Cuál?
  • ¿Qué sucede si tu hijo, menor de edad, coge tu coche y tiene un accidente?
  • ¿Qué pasa si llevas equipaje en la vaca y tienes un siniestro?
  • ¿Y si vas en bicicleta y provocas un accidente, te lo cubriría tu seguro de auto? ¿Y si eres un peatón?

 

3.     El seguro del conductor

 

Cubre los daños sufridos por el conductor del vehículo después de un accidente cuya responsabilidad no es atribuible a terceras personas. Es decir, cuando el propio conductor es el culpable del accidente. En esta situación la Seguridad Social pasa a la compañía los gastos derivados de la asistencia sanitaria.

Aquí también es necesario informarse muy bien de las distintas circunstancias que pueden presentarse. Estas son algunas de ellas:

  • ¿Qué ocurre en caso de fallecimiento del conductor? ¿Existe una indemnización? ¿La compañía ofrece ayuda psicoemocional a los familiares?
  • Y en caso de invalidez permanente, ¿te ayudarán a adaptar el vehículo para que puedas seguir conduciendo?
  • ¿Hay un límite de indemnización por asistencia sanitaria? ¿Cuál?
  • ¿Qué pasa si el accidente te ocurre circulando en moto, tienes cubiertos los gastos sanitarios? ¿Y en bici, y como peatón?

 

4.     La asistencia en viaje

 

La asistencia en viaje cubre los daños ocasionados al vehículo y a sus ocupantes tras un siniestro ocurrido durante un desplazamiento, tanto dentro como fuera del territorio nacional. Algunos puntos que debes tener en cuenta a la hora de escoger tu asistencia en viaje son estos:

  • ¿Tienes cobertura desde la puerta de tu casa? ¿Y un límite de kilómetros?
  • ¿Cuántas veces puedes solicitar los servicios de grúa?
  • ¿Tienes cobertura si se produce un pinchazo o reventón de ruedas? ¿Y si pierdes las llaves?
  • ¿Te dan asistencia en cualquier tipo de vía? ¿Qué pasa si el accidente lo tienes en un camino no asfaltado?

El seguro a terceros ampliado: cobertura también para tu vehículo.

alt="informacion seguro coche"

 

El seguro a terceros ampliado es una modalidad de contratación muy extendida. Contempla la cobertura de daños propios del vehículo, en concreto las provocadas por robo, rotura de lunas  e incendios. ¿Cuáles son los puntos calientes que tendrás que tener en cuenta con respecto a lo que se considera como daños propios?

 

  • Incendio: ¿qué entiende la compañía por incendio, tiene que producirse una combustión, necesariamente? ¿Y si no hay llama? ¿Y si el daño se produce sobre el circuito electrónico?
  • Luna, cristales y parabrisas: ¿te cubre también los cristales laterales, o solo las lunas delantera y trasera? ¿Y el techo solar? Si tienes un siniestro total y tu seguro no es a todo riesgo, ¿te pagarían las lunas?
  • Robo: ¿cuál es el valor del coche que van a tomar como referencia para indemnizarte: el valor venal, el valor de nuevo o el valor de mercado? ¿Si te roban algunas piezas te las reponen con otras originales o de segunda mano? ¿Te van a aplicar una depreciación por uso?

 

Como última cuestión es interesante que te plantees también qué ocurre cuando no tienes cobertura ante el siniestro ocurrido y debes reparar el coche por tu cuenta. Existe la posibilidad de obtener un préstamo para la reparación del vehículo. Te aconsejo que te asesores también sobre esto.

Pero si quieres estar cubierto también en caso de que no haya un responsable del siniestro o bien la culpa sea exclusivamente tuya necesitarás un seguro a todo riesgo.

 

El seguro a todo riesgo, donde los otros no llegan

alt="informacion seguro coche"

El seguro a todo riesgo es el más completo de todas las opciones posibles, ya que aparte de la responsabilidad civil obligatoria, los daños a terceros y la cobertura del coche te cubre también los daños propios del vehículo cuando el culpable del accidente eres tú, o bien no existe un responsable del mismo. Existen dos posibilidades de contratación: con franquicia o sin franquicia.

La franquicia es una cantidad de dinero que asume el asegurado en caso de accidente. A partir de dicha cantidad la compañía se hace cargo de los gastos. ¿Qué se consigue con esto? En primer lugar abaratar el importe de la prima, y en segundo lugar una mayor implicación por parte del conductor en la reducción de siniestros.

El seguro a todo riesgo con franquicia es, actualmente, el más demandado por los conductores y uno de los que un mejor asesoramiento requieren con respecto a cómo y dónde se aplican dichas franquicias.

  • ¿Te las van a aplicar en todas las coberturas, daños propios, incendio, robos, lunas?
  • ¿Cómo te van a valorar el coche?

 

Una recomendación final

 

Con este artículo he querido darte una visión general acerca de lo que es un seguro de coche y enseñarte por qué hay tanta diferencia de precio entre unas compañías y otras. Mi consejo es que te asesores muy bien antes de lanzarte a contratar el seguro más barato, que tengas en cuenta cuál es tu tipo de vehículo, cuáles son tus circunstancias personales y tus necesidades, si tienes siniestros con frecuencia o si nunca has dado un parte de accidente. Busca el que más se adapta a ti y el que mejor te va a responder.

En próximos artículos vamos a seguir explicándote estos temas y ampliándote información sobre asuntos como dar de baja el seguro, quiénes pueden contratarlo y quiénes no o cómo proceder en caso de siniestro.

Queremos ayudarte a entender mejor este mundo y que puedas tomar la mejor decisión. No dudes en contactar conmigo si necesitas que te asesore personalmente. ¿Cómo? Rellenando el formulario que encontrarás en la sección “Ayúdame a ayudarte” de nuestro blog.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
¡Suscríbete al blog!

¡Suscríbete al blog!

Apúntate aquí y recibirás nuestros artículos  en tu e-mail


Acepto la política de privacidad

Los datos de carácter personal que me facilitas voy a utilizarlos yo, Ana Domenech, como responsable de la web www.segurosparaestarseguro.com. Utilizaré dichos datos para responder a tus consultas, comentarios y/o solicitudes de presupuesto, así como enviarte la newsletter, material descargable y comunicaciones comerciales sobre seguros. No se los cederé a terceros y serán almacenados en Webempresa y Mailchimp, mis proveedores de hosting y email marketing. Tienes derecho a acceder, rectificar, cancelar y suprimir tus datos enviando un correo a info@segurosparaestarseguro.com

You have Successfully Subscribed!