qué cubren los daños por agua

¿Sabías que los daños por agua son la causa de un tercio de los siniestros que se producen en el hogar? Así lo indica el estudio que publica  la asociación ICEA (Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones). El 31,3% de los siniestros en el hogar declarados en 2015 fueron por este motivo. Hoy quiero exponerte dos casos prácticos que hemos tenido recientemente, y que son más habituales de lo que parece. También voy a  aclararte qué son los daños por agua, lo que incluye y lo que no incluye esta cobertura, y como siempre, darte unas recomendaciones útiles a la hora de contratar tu póliza de hogar.

 

¿Qué son los daños por agua en los seguros?

 

Se consideran daños por agua los derrames y las fugas accidentales producidas por:

  • una avería en la instalación o conducción fija, propia o de terceros
  • no haber cerrado convenientemente grifos o llaves de paso

 

Si esto sucede hay que  localizar y reparar todos los daños ocasionados, tanto los propios como los del vecino, si se los hubieras provocado. Existe una cierta confusión respecto a qué está incluido y qué no en esta cobertura. Me gustaría aclarar que los  fenómenos atmosféricos no entran en este apartado, se contemplan como una cobertura aparte,  y de ellos hablaremos en un próximo artículo. Por consiguiente, las filtraciones ocasionadas por dichos fenómenos atmosféricos tampoco están incluidas en este punto.

 

ecommerce photo

 

¡Ojo!: a la hora de contratar tu seguro de hogar por Internet existen algunas compañías que ofrecen unos precios muy bajos y que te dan la opción de que elijas qué coberturas quieres incluir. Lamentablemente no es posible predecir a qué siniestros vas a tener que hacer frente, por eso es importante que no te dejes llevar por los precios sin valorar antes qué cubre cada modalidad.

 

 

Dos casos reales

 

Como nos gusta explicártelo todo con ejemplos reales, te voy a contar un par de casos que nos han llegado por parte de nuestros asegurados.

El latiguillo roto del WC

 

Este asegurado, que vive en una casa de dos plantas, se marchó de vacaciones y estuvo algunas semanas fuera, con tan mala suerte que el latiguillo del WC se soltó estando ausente y el agua empezó a extenderse por toda la casa. Imagínate lo que puede ser el agua cayendo días y días, escaleras abajo, porque el cuarto de baño estaba en la planta de arriba de la casa.

Tal fue la inundación que finalmente el techo del comedor cedió, provocando graves destrozos: muebles, electrodomésticos, cableado eléctrico, suelos… Tenían muy bien impermeabilizada la casa, eso sí, pero a pesar de ello, y tras varios días cayendo agua sin parar, la vecina descubrió una mancha en su pared y avisó a la familia.

Así fue cómo se descubrió todo, por suerte para los propietarios de la vivienda el seguro se hizo cargo de reparar todos los daños. ¿Sabes a cuánto ascendió el importe de dicha reparación? 30.000 €, cifra que hubiera tenido que pagar el cliente de su bolsillo de no haber tenido cobertura.

 

La llave de paso y el grifo abiertos

 

En este caso hablamos de un piso que quedó deshabitado, con la particularidad de que sus ocupantes, suponemos que por descuido, dejaron abierta la llave del paso y uno de los grifos. Pues, al igual que en el ejemplo anterior, durante varios días estuvo cayendo agua, en tal cantidad que caló hasta el piso de abajo y el siguiente.

En total tres pisos afectados. Y tres trabajos de reparación. Hubo que enviar pintores, albañiles, escayolistas, fontaneros, electricistas… Ve sumando

Y aquí es donde interviene otra cobertura que va muy unida a los daños por agua: la responsabilidad civil. Somos civilmente responsables de los daños que ocasionemos a un tercero y, por tanto, tenemos la obligación legal de repararlos. ¿Puedes imaginar los daños que el asegurado ocasionó a los dos vecinos de abajo?

 

Cómo elegir la mejor cobertura de daños por agua

 

Mi recomendación a la hora de escoger tu seguro de hogar es que no tenga ninguna limitación en los daños por agua. Es decir, que te cubra el 100% de los daños que puedan ocasionarse. Y que se encarguen no sólo de su reparación, sino también de la localización, has de saber que no todos incluyen estos trabajos. Fíjate muy bien en ello.

Los daños estéticos son otra cobertura derivada de los daños por agua. En este caso la compañía se hace cargo de los gastos necesarios para repararlos. De los daños estéticos también hablaremos con más detenimiento en un próximo artículo y es un punto al que debes prestar atención.

En segundo lugar y atención, porque no todas las compañías lo ofrecen, elige aquella que te incluya reparadores en el servicio. A la hora de reparar daños es la propia aseguradora la que coordina y envía a todos los profesionales que deben actuar: albañiles, fontaneros, pintores…No tendrás que esperar un tiempo muerto entre unos y otros porque irán yendo a medida que acabe el anterior, por lo que los trabajos se agilizarán enormemente. Y encima no tendrás que desembolsar ni un céntimo.

De lo contrario tendrás que encargarte tú de buscar a los obreros, de concretar fecha con ellos, les tendrás que pagar la factura y luego enviarla a la aseguradora para que te la abone una vez compruebe que está todo correcto. Esto genera demoras  y gastos innecesarios, que puedes evitarte escogiendo un buen servicio.

 

Como siempre, espero que este artículo te haya resultado de utilidad. Si deseas que te asesore personalmente ponte en contacto conmigo a través de nuestro formulario de consulta. O si lo prefieres deja un comentario aquí debajo con tu pregunta y te contestaré en seguida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
¡Suscríbete al blog!

¡Suscríbete al blog!

Apúntate aquí y recibirás nuestros artículos  en tu e-mail

You have Successfully Subscribed!