Cómo actuar ante un robo en el hogar

La semana pasada te daba algunos consejos para ayudarte a elegir el seguro de hogar. Hoy quiero hablarte de la segunda parte de este asunto: cómo dar parte a la compañía cuando se produce un siniestro. ¿Te imaginas llegar a casa después de haber estado todo el día fuera trabajando y  descubrir que te han entrado a robar? ¿Sabrías qué pasos dar ante esta situación? En este artículo quiero explicártelo, además  darte algunos consejos prácticos  para que la tramitación del siniestro se agilice y puedas recibir tu indemnización lo antes posible.

 

Los robos en el hogar son uno de los motivos más frecuentes por los que se da parte a las compañías aseguradoras, junto a los daños por agua y los incendios. Muchas veces, por desconocimiento, no solemos tomar las precauciones oportunas y luego, a la hora de reclamar daños, nos encontramos con que la compañía no va a indemnizarnos según lo esperado. ¿Sabes por qué?  Vamos a ver si consigo ayudarte con algunas cuestiones.

 

Para empezar, no es lo mismo robo que hurto

 

Lo primero que has de tener claro es la diferencia entre estos dos conceptos, puesto que las coberturas difieren muchísimo según de qué se trate.

Para que se produzca un robo tienes que producirse violencia sobre las cosas, debe haber daños materiales. Por ejemplo, que te fuercen una puerta o ventana o que te rompan un cristal para acceder al interior de la vivienda. Ojo con las puertas de seguridad, porque si la tuya es una de ellas y no la cierras convenientemente luego no vas a poder alegar robo a tu compañía.

Fíjate qué ejemplo más habitual, seguro que alguna  vez te ha pasado esto: sales a pasear al perro, vas a estar diez minutos, total, lo llevas al parque a que haga sus necesidades y vuelves a casa. Así que pegas portazo, sin echar la llave, y te marchas. A la vuelta te encuentras la puerta abierta, ¡te han entrado a robar! Han utilizado el truco de abrir con una tarjeta. Pues bien, en este caso no se consideraría robo porque los sistemas de anclaje de la puerta de seguridad no estaban colocados.  Lo de salir de casa dando un portazo y ya está es un error. Cierra siempre con llave, aunque sólo bajes a tirar la basura.

En el caso de hurto no hay violencia ni forcejeo, si  vives en una casa a pie de calle, te dejas la ventana abierta de par en par y entran y se llevan tus cosas  estamos hablando de hurto.  Aquí no ha habido violencia sobre las cosas.O si dejas la persiana semibajada de tu balcón y acceden a él y se cuelan por debajo. ¿Qué sucedería en este caso? Pues que quizá tu compañía no cubra los casos de hurto, o sí los cubra, pero por un importe bastante inferior al del robo.

Dicho esto, voy a pasar a detallarte los pasos que debes seguir cuando descubres que han robado en tu vivienda

 

alt="cómo actuar ante un robo en el hogar"

Llama a tu mediador de seguros

 

Es mi primera recomendación. A pesar de que dispones de 7 días para comunicar el siniestro, cuanto antes lo hagas mejor, más rápido irá el proceso.  Llama a tu oficina o desplázate allí.  Para empezar, no te va a costar ni un céntimo y además, te atenderá una persona física, tu asesor de confianza, que te conoce, que te ha ayudado a confeccionar la póliza, que incluso puede que sepa dónde está tu casa.

Él o ella te van a saber asesorar sobre lo que tienes que hacer, en un momento en que puede que los nervios o la rabia no te dejen pensar con claridad y, queriendo resolver  el asunto, cometas alguna imprudencia que luego repercuta en tu contra. Algo tan sencillo como mover las cosas de sitio, por ejemplo, antes de que acuda la policía o la guardia civil.  El mediador  va a estar ahí acompañándote en todo momento y va a tomar las riendas de la situación si fuera necesario. ¿Sabes lo que se agradece este soporte en un momento así?

 

Denuncia ante la policía o guardia civil

 

El segundo paso es dirigirte a la comisaría más próxima y poner la denuncia. Tendrás que realizar una descripción de todos los objetos que hayan sido sustraídos y detallarlo por escrito. Una vez la tengas tendrás que llevarla a tu oficina, donde te vamos a pedir que acredites ser el propietario o propietaria de todo lo descrito.

Habitualmente los ladrones van directamente a buscar dinero, joyas  y dispositivos electrónicos (televisiones, ordenadores, teléfonos móviles, tablets, videoconsolas…) ¿Cómo puedes demostrar la propiedad de los objetos robados? Pues en primer lugar, aportando las facturas de compra. Es la forma más rápida.

Pero, ¿y si no tengo las facturas que me pedís? En estos casos también hay soluciones, puedes aportar garantías o manuales de instrucciones, cajas o embalajes… Y fotografías o vídeos.

Un consejito:

Haz fotos de todos los objetos de valor que tengas en casa, dispositivos electrónicos, joyas, cuadros… Incluso un vídeo. Sirven como prueba para acreditar la propiedad.

¿Y si me roban una  colección de monedas  valiosísima o un anillo de diamantes? Los objetos de valor especial, como los de estos ejemplos, hay que incluirlos en la póliza de hogar. Si no lo tenías en el momento de suscribirla puedes hacer una ampliación de póliza más tarde, cuando adquieras estos bienes. Es como si, yéndonos al seguro de coche, tienes contratado un básico y se te incendia el motor,  no vas a tener cobertura.

 

 

alt="cómo actuar ante un robo en el hogar"

 

 

Para que te hagas una idea, todos los objetos que superen los 3000 € conviene detallarlos expresamente. ¿Por  qué? Te lo cuento con otro caso práctico.

 

 

El joyero de diseño: Teníamos una cliente que poseía joyas de gran valor. Las tenía guardadas en un bonito joyero de diseño, colocado encima de la cómoda de su dormitorio. Los cacos lo tuvieron muy fácil para llevárselo. Cuando iniciamos los trámites del siniestro resulta que dicha cliente tenía declarado en su póliza de seguros un valor de 12000 € en lugar de los 36000 € a los que ascendía la suma , contando estas joyas. ¿Adivináis cuál es el importe por el que se le dio cobertura? Efectivamente, 12000 €. Moraleja:  comunica a tu compañía la adquisición de objetos de gran valor para que los incluyan en la póliza.

 

 

Peritaje y reparación de los daños

 

Una vez puesta la denuncia y acreditada la propiedad de los objetos robados comienzan las tareas de reparación de los alt="cómo actuar ante un robo en el hogar"daños. Si te han forzado la puerta la compañía te enviará un cerrajero que te la arregle provisionalmente mientras te la reponen.  También acudirá un carpintero a tomar medidas para proceder al cambio. Y todos los profesionales que sean necesarios para dejarlo todo como estaba.

Un perito se desplazará hasta tu hogar para comprobar que todos los daños declarados se corresponden con la realidad, hará una valoración económica  de los mismos y le enviará  un informe a la aseguradora. La cantidad que haya reflejado en este informe será la indemnización que recibas. Para ello te llamarán para que acudas a la oficina y te mostrarán un documento, llamado finiquito,  que deberás firmar para proceder al cobro de la indemnización.

Si por lo que fuera te das cuenta de que se han llevado más cosas que no incluiste en la denuncia puedes hacer una ampliación de la misma. Te acercas de nuevo a comisaría, detallas lo que falta y lo adjuntas al documento inicial.

Habitualmente los peritos tienen un plazo de cuarenta días para comunicar a la compañía los resultados de su informe, pero por experiencia te diré que la mayoría de casos se resuelven en un plazo inferior.

 

 

Otro consejito:

 

Imagínate que cuando contrataste tu póliza declaraste que tenías una puerta de seguridad o una alarma, y por ello te aplicaron un descuento en la prima. Como eres un poco despistado se te olvida conectar la alarma o cerrar la puerta de seguridad. Pues bueno, si esto te pasa y te roban luego la compañía te va a aplicar una penalización en el importe de la indemnización. Mi consejo en este caso, y aquí te aclaro que esto es una opinión personal, es que si sueles tener este tipo de despistes no declares ni la alarma ni la puerta de seguridad, por mucho descuento que te hagan. Saldrás perdiendo

Espero haberte ayudado a entender de un modo muy sencillo y práctico cómo funciona la tramitación de un siniestro de hogar y qué has de tener en cuenta para no llevarte disgustos innecesarios.

Recuerda que lo mejor es que te asesores siempre personalmente y no te dejes cabos sueltos, cada cliente tiene unas necesidades particulares, diferentes a las de otro, y no vale lo mismo para todos. Como siempre, contacta conmigo a través de nuestro formulario  para cualquier consulta que quieras hacerme. Te atenderé encantada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
¡Suscríbete al blog!

¡Suscríbete al blog!

Apúntate aquí y recibirás nuestros artículos  en tu e-mail

You have Successfully Subscribed!