Tienes una piscina particular en tu casa o chalet? Entonces quizá te preguntes si tienes la obligación de asegurarla. En este artículo te voy a responder a esta pregunta. Además, te daré algunas recomendaciones para que tú y tus pequeños disfrutéis al máximo de la piscina este verano sin ningún tipo de riesgo.

 

“Hace un calor horrible”, es la frase más escuchada en esta época en todas partes. Estamos atravesando la primera ola de calor potente del verano. Los informativos no paran de anunciar que las temperaturas van a seguir aumentando y prácticamente todo el país está en alerta. Los niños ya están de vacaciones y muchas familias se trasladan a su segunda residencia. Allí pueden pasar el verano en un entorno más fresco.

¿Es tu caso? Eres una persona afortunada, al menos tienes la opción de huir un poco del calor insoportable de la ciudad, a pesar de que debas seguir desplazándote cada día a tu lugar de trabajo. Además es un placer tener la piscina a tu disposición para pegarte un buen chapuzón cuando lo desees. Y cómo la disfrutan los peques, ¿verdad?

Pero hay una cara B de esta estampa veraniega, y son los riesgos de accidentes asociados a las piscinas. Imagínate que invitas a tus amigos a pasar un día en el chalet: paellita, baño, buena conversación, los niños pasándoselo pipa… Imagina que alguna de las baldosas del bordillo está levantada, o se suelta un peldaño de la escalera para salir del agua. Y que alguno de tus amigos sufre un tropezón o caída que le provoca una fractura de tobillo o de muñeca.

Si esto sucede el seguro de hogar cubriría la responsabilidad civil por daños a terceros. Por eso es interesante disponer de esta cobertura. Te puede evitar complicaciones añadidas.

 

¿Es obligatorio el seguro para una piscina particular?

 

swimming pool photo

No, no lo es. De hecho no existe un seguro específico para piscinas particulares. Lo habitual es que estén incluidas dentro de las coberturas del seguro de hogar. Eso sí, a la hora de contratar tu póliza deberás indicar que tienes una piscina privada para que te la incluyan.

¿Y qué pasa si has construido la piscina posteriormente a la contratación de dicha póliza? Tendrás que indicarlo a tu compañía para que realicen la ampliación correspondiente. Esto te interesa por dos motivos: primero porque se revaloriza tu propiedad, y por tanto, el capital asegurado. Y segundo, porque se generan nuevos riesgos que de no realizar dicha ampliación quedarían desamparados.

El seguro de hogar, aplicado a accidentes que puedan ocurrir en tu piscina, te ofrece cobertura en caso responsabilidad civil, como en el ejemplo que te he comentado antes. Además también puedes beneficiarte de la asistencia familiar. ¿Cómo?

Pues ahora imagínate que el tropezón o caída por el peldaño suelto te ocurre a ti, propietario o propietaria de la vivienda. Y que durante un tiempo tienes que permanecer en reposo, incluso te prescriben rehabilitación y un fisioterapeuta ha de desplazarse a tu hogar todos los días. Pues en este caso la asistencia familiar cubriría los honorarios de dicho fisioterapeuta, o si fuera necesario, de una persona que realice las tareas domésticas mientras tú estás de baja.

 

 

Consejos para que tus hijos disfruten de la piscina sin riesgos

 

Lamentablemente todos los años ocurren casos de ahogamiento de menores en piscinas. La situación es de tal importancia que se ha puesto en marcha una campaña de prevención de accidentes, #StopAhogados. La iniciativa parte de la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo. Son muchos los municipios adscritos ya a esta campaña.

Las cifras no son para pasarlas por alto. En lo que llevamos de año 13 menores han fallecido en nuestro país a consecuencia de un ahogamiento. Y es que no somos conscientes de que bastan 15 cm de profundidad o dos minutos en el agua para que se produzca la tragedia.

 

piscina photo

Este es el caso más extremo de los riesgos asociados a las piscinas. No te lo cuento para asustarte, sino para que seas consciente de que es necesario tomar medidas de seguridad que protejan a los más pequeños de la casa.  ¿Y qué medidas son estas?

  • No dejes que tu hijo o hija se bañe sin vigilancia. Los menores de 12 años deben hacerlo siempre acompañados de un adulto. No hace falta que te diga que lo que no pasa en años pasa en un segundo.
  • Ponles manguitos y flotadores. Si no saben nadar es esencial. Y si ya saben les sirve de protección extra.
  • Que no vayan descalzos por el bordillo de la piscina, corren peligro de resbalar y sufrir una caída.
  • Ojo con los cortes de digestión. Ya sabes que son muy ansiosos, y que querrán meterse al agua nada más comer. Busca una actividad alternativa para ese momento, porque es preciso esperar al menos dos horas hasta poder capuzarse de nuevo.
  • Protégeles del sol y evita riesgo de insolación. Aplícales crema protectora varias veces al día y evita que estén expuestos a las radiaciones solares en las horas en que estas son más fuertes.
  • Procura que las instalaciones de tu piscina también sean seguras. Es aconsejable colocar un vallado alrededor de la misma. Evita superficies resbaladizas, utilizando materiales antideslizantes.
  • Ten siempre a mano un botiquín de primeros auxilios. Que no te toque ir a buscarlo en el momento crítico.
  • Y por último, registra en la agenda de tu móvil o apunta en un lugar visible los teléfonos de emergencia de tu localidad. Llegado el momento, saber actuar con rapidez puede ser vital.

 

Ahora sólo me queda desearte que disfrutes al máximo de tu verano en familia y que aproveches para refrescarte todo lo que puedas en tu piscina particular. Eso sí, con la tranquilidad de que tienes la situación controlada.

Para más información sobre las coberturas del seguro de hogar Mapfre para piscinas privadas, contacta con nuestra oficina.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
¡Suscríbete al blog!

¡Suscríbete al blog!

Apúntate aquí y recibirás nuestros artículos  en tu e-mail


Acepto la política de privacidad

Los datos de carácter personal que me facilitas voy a utilizarlos yo, Ana Domenech, como responsable de la web www.segurosparaestarseguro.com. Utilizaré dichos datos para responder a tus consultas, comentarios y/o solicitudes de presupuesto, así como enviarte la newsletter, material descargable y comunicaciones comerciales sobre seguros. No se los cederé a terceros y serán almacenados en Webempresa y Mailchimp, mis proveedores de hosting y email marketing. Tienes derecho a acceder, rectificar, cancelar y suprimir tus datos enviando un correo a info@segurosparaestarseguro.com

You have Successfully Subscribed!