Qué es y para qué sirve el seguro de decesos

El seguro de decesos se encarga básicamente de cubrir todos los gastos derivados de la defunción de una persona. Pero no sólo eso, sino que ofrece asistencia a los familiares para que no tengan que preocuparse por la realización de ningún trámite. No todo el mundo dispone de la lucidez mental para realizar las gestiones requeridas con la Administración en esos momentos. Resulta muy tranquilizador disponer de un profesional que se encargue de ello, liberando a la familia de esta desagradable tarea y  permitiéndole la intimidad necesaria para velar al difunto y atravesar el proceso de duelo sin preocuparse de cuestiones burocráticas. Esto es un valor seguro de decesos, te explico cómo funciona en el siguiente artículo.

¿Cuándo contratar un seguro de decesos?

 

 

Puedes contratarlo a cualquier edad, pero habrás de tener en cuenta que a partir de los 65 años existen determinadas limitaciones, por ejemplo, a la hora de escoger la modalidad de pago. Puedes encontrarte con estas opciones:

 

Modalidad estándar: consiste en el pago de una prima anual, es la modalidad más conocida. Dicha prima puede fraccionarse o no y se mantiene estable durante toda la vida de la póliza. Tan sólo sufre un pequeño incremento anual, proporcional al aumento del coste de los servicios funerarios.

Prima natural: En este caso el importe de las prima varía en función de la edad a la que se contrate el seguro. Habitualmente se paga menos cuando se es joven y conforme van avanzando los años se aplica un incremento, proporcional a la edad del asegurado. La edad máxima de contratación de cualquiera de estas dos modalidades puede oscilar entre los 60 y 70 años, dependiendo de la compañía.

Pago único: mediante esta opción se abona el total del importe del seguro en el momento de contratación de la póliza. Es por ello que se puede solicitar a cualquier edad.

Existen también modalidades mixtas, en las que la prima va aumentando según la edad hasta llegar a un tope, momento a partir del cual el precio permanece constante hasta el final, a excepción de las variaciones producidas por el coste de los servicios funerarios en cada comunidad.

 

¿Cuáles son los gastos derivados de una defunción?

 

Lo detallábamos en un artículo anterior ( ver “Cómo puede ayudar un seguro de decesos”), los gastos funerarios en nuestro país oscilan entre los 3500 y 4000 € de media. ¿A qué corresponden estos gastos?

  • Sepelio: servicios religiosos, ataúd, flores, lápida, nicho, esquela…
  • Incineración: cremación del cadáver, urna
  • Tasas que hay que pagar al cementerio por la inhumación o cremación
  • Repatriación del cadáver (en caso necesario)
  • Traslados en coche fúnebre
  • Trámites administrativos: certificado de defunción, inscripción en Registro Civil, licencia de entierro….

Hay personas que son reacias a contratar este seguro por los reparos que provoca plantearse el tema de la muerte y prefieren ahorrar por su cuenta para, llegado el momento, disponer de un capital que cubra todos estos gastos. Las funerarias son las grandes beneficiarias en estos casos, cuando sus servicios se vuelven imprescindibles y tienen la sartén por el mango a la hora de aplicar los precios que consideren oportunos. Disponer de un seguro de decesos puede ahorrar mucho los costes en esta situación. funeral photo

 ¿Cuáles son las coberturas básicas de un seguro de decesos?

 

Si estás buscando información para contratar un seguro de decesos  presta atención, porque voy a detallarte cuáles son las coberturas mínimas que debe incluir:

  • Libre elección del servicio de inhumación o incineración y cobertura de los costes asociados a dichos servicios, incluyendo también la estancia en el tanatorio.
  • Libertad para elegir el cementerio donde inhumar los restos, dentro del territorio nacional.
  • Realización de las tramitaciones administrativas citadas más arriba: certificado médico de defunción, inscripción del fallecido en el Registro Civil para su baja en el censo, solicitar la licencia de entierro.

Estas serían las coberturas indispensables, sin embargo existen otros servicios que quizá no te vengan a la cabeza en el momento de asesorarte pero que llegado el momento adquieren un gran valor, como por ejemplo la asistencia psicológica. Si bien no suele ser habitual recurrir a ella  hay situaciones en las que el fallecimiento provoca unas secuelas psicológicas y emocionales difíciles de sobrellevar por uno mismo. Por ejemplo, en el caso de un suicidio. Contar con la ayuda de un profesional en un momento así puede ser de vital importancia.

 

Coberturas adicionales: tramitación de pensiones y  gestión testamentaria

 

Otra cobertura interesante es la de tramitación de documentos. Imagínate un hombre o una mujer mayor que enviuda y que apenas si sabe leer y escribir, lamentablemente muchos de ellos se encuentran solos en estos momentos. Pues bien, el seguro también se haría cargo de tramitar la pensión de viudedad correspondiente. ¿Cualquier seguro? No. En este caso concreto Mapfre es la única compañía que lo gestiona.

Los clientes que tengan contratado el seguro de decesos con Mapfre pueden disfrutar además, y  sin coste adicional, del servicio de gestión testamentaria. Gracias a este servicio podrás modificar tu testamento una vez al año o bien redactar uno nuevo de forma gratuita.

Como verás, la utilidad de este seguro no se limita exclusivamente a cubrir los gastos funerarios.  Estas otras coberturas suponen un valor añadido, te ahorran tiempo  y dinero. Pero sobre todo, te dan la tranquilidad de disponer de profesionales para resolver  asuntos a los que más tarde o temprano a todos nos tocará hacer frente.

 

alt=" Lo que tienes que saber del seguro de decesos"

¿Qué tienen que hacer los familiares en caso de defunción del asegurado?

 

Muy sencillo, tan sólo deberán localizar el contrato del seguro de decesos  y llamar a la compañía, facilitándole el número de dicha póliza. A partir de ahí se pone en marcha todo el mecanismo y se asignará un agente encargado de realizar todas las gestiones oportunas.

Quiero incidir en el hecho de que, en un momento tan doloroso como es la pérdida de un ser querido, tener cubiertos los gastos funerarios es una tranquilidad. Pero lo que más valor tiene, y te lo cuento por experiencia, es tener a tu servicio a un profesional que se va a encargar de todos los trámites, llamadas y gestiones.

De este modo se permite a los familiares y allegados transitar el proceso de duelo respetando al máximo su intimidad y dándoles la seguridad de que todos los temas administrativos y legales van a ser resueltos eficazmente, sin tener que molestarlos. familia photo

 ¿Y si quiero dar de baja el seguro de decesos?

 

Desde el 1 de enero de 2016 el plazo para comunicar la cancelación del seguro se reduce a un mes, según se establece en la modificación de la Ley del Contrato de Seguro, publicada en el BOE en julio del 2015. ¿De qué forma comunicar la baja?  Notificándolo por escrito a tu compañía aseguradora  un mes antes de la fecha de vencimiento de la póliza.

¿Puedes hacerlo sin necesidad de esperar a la fecha de vencimiento? Sí, siempre que respetes el plazo de un mes de antelación para comunicarlo. Pero te arriesgas a quedarte sin cobertura durante el resto del período no consumido, por lo que si ocurre lo peor y no estás amparado por ninguna otra compañía, tú o tus familiares tendréis que sufragar los gastos funerarios al completo. Es importante que tengas esto en cuenta.

Como siempre, espero haberte ayudado a entender mejor cómo funciona el seguro de decesos. Si te queda cualquier duda, pregúntame en público, dejando tu comentario aquí debajo, o en privado, rellenando este formulario de contacto. ¡Hasta la semana que viene!

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
¡Suscríbete al blog!

¡Suscríbete al blog!

Apúntate aquí y recibirás nuestros artículos  en tu e-mail

You have Successfully Subscribed!